La necesidad de la videovigilancia

Es muy común que diariamente en los medios de comunicación se hable de robos y de asaltos tanto dentro y fuera de negocios, empresas, casas habitación, así como en el transporte público y a los transeúntes. Es imposible predecir y detener todos los delitos que atentan contra la seguridad y los bienes de las personas. Pero existen formas de prevenir que ocurran, al mismo tiempo que se tome un registro imparcial de lo sucedido.

Las cámaras de video han sido la mejor respuesta por parte de la tecnología. Hoy en día muchos dispositivos cuentan con una cámara, incluso los teléfonos celulares poseen cámaras de video y fotográficas, capaces de cumplir funciones que eran exclusivas de las cámaras profesionales. Las camaras de videovigilancia, pese a la incorporación de cámaras en los dispositivos móviles, siguen siendo la opción más segura y usada para monitorear áreas en específico.

Hace algunos años almacenar los registros de video o fotográficos era muy complicado, se requería una gran inversión en videocasetes y en papel, pero los archivos digitales representaron una gran solución a este problema. En cualquier tienda especializada se pueden comprar dispositivos de almacenamiento, en los que es posible guardar cantidades exorbitantes de información en artefactos de apenas el tamaño de la palma de una mano.

Los discos duros que se comercializan en las computadoras personales, alcanzan capacidades de hasta 1 TB, para llenar la capacidad de un terabyte en estado físico, se necesitarían cerca de 50,000 árboles transformados en papel, sólo para imprimir la capacidad de información que puede resguardarse.

También se puede almacenar una lista de reproducción de 250,000 canciones que tardaría dos años en volver a repetirse, más de dos semanas de películas o medio millón de fotografías e imágenes digitales. Los dispositivos de almacenamiento digital permiten que monitorear una zona con video, sea mucho más económico y funcional. Además de que en caso de requerir fotos o vídeo de un momento en específico, localizarlo es mucho más rápido y sencillo.

En las calles de las principales ciudades, se pueden encontrar cámaras de vigilancia instaladas sobre los postes. Este tipo de cámaras poseen la capacidad de tener una visión de 360° y un zoom que abarca varias calles de distancia, y que pueden ser controlados según lo requiera el operador, están diseñadas para perseguir e identificar potenciales peligros.

En cambio, las cámaras de videovigilancia para interiores se instalan dentro de domicilios, negocios y empresas, permanecen fijas y apuntando hacia sitios estratégicos. De esta forma todo lo que ocurre en una zona es grabado durante las 24 horas del día, aunque es necesario que posean infrarrojos si su uso va a ser nocturno o en lugares con poca iluminación.

Es común encontrar estás cámaras en las entradas de algunos lugares o cerca de las cajas de muchos negocios. Pero si necesitamos monitorear exteriores, lo más recomendable es instalar cámaras antivandálicas, pues estas cámaras poseen un recubrimiento o carcasa similar a las cámaras que instala la policía, de esta manera aunque sufra golpes, seguirá grabando. Los sensores de movimiento permiten que algunas cámaras permanezcan apagadas y que graben sólo cuando algo está presente en su perímetro, así ahorran energía y horas de grabación en las que no ocurre algo significativo.

Las cámaras de vigilancia normalmente trasmiten la información directamente a los sistemas de grabación mediante cableado. El wifi ha facilitado la instalación de la cámara mediante la red de internet, de esta forma la cámara trasmite, vía streaming, las grabaciones a un servidor. Para acceder a la plataforma de videovigilancia y observar las grabaciones o la cámara en tiempo real, basta utilizar un teléfono inteligente, tableta electrónica o una computadora, también pueden ser manipuladas a distancia, existen cámaras que reúnen en conjunto muchas de las características anteriores.

Al momento de instalar una cámara de vigilancia, primero que nada se debe considerar el tipo de zona en la que vamos a realizar la instalación y el tipo de actividad que queremos monitorear, de esta forma escogeremos un modelo que cubra mejor nuestras necesidades. Es muy sencilla su instalación, basta con asegurar la cámara y tender el cableado o hacer la conexión pertinente en internet, pero al acudir con profesionales tendremos una evaluación más acertada del área y del tipo de iluminación a la que nos estamos enfrentando. La iluminación es muy importante; ya que si es variable, escasa o abundante, el tipo de lente necesario es distinto.

Para la instalación de sistemas de seguridad y monitoreo de usos doméstico e industrial, te invitamos a visitarnos en JP CRD Accesos y Controles. Somos especialistas en control de acceso y registro de personas, asistencia de personal, monitoreo y sistemas de seguridad. Ofrecemos soluciones para control de acceso y de asistencia mediante reconocimiento facial, dactilar y con banda electrónica.

De igual manera, contamos con un extenso surtido en cámaras para exteriores, interiores, infrarrojas, térmicas, panorámicas, con visión de 360°; así como CCTV para empresas, centros comerciales e instituciones bancarias, equipos de restricción vehicular y de elevadores para condóminos, equipos de detención de incendios y fugas de gas, sensores para mercancía, y equipamiento de seguridad para hoteles.

En JP CRD Accesos y Controles, además de poder adquirir el más novedoso equipo de seguridad, te ofrecemos servicios de consultoría, instalación, configuración, capacitación de personal, respaldo, soporte técnico y la garantía de que estás adquiriendo el mejor equipo con la mejor empresa en soluciones de seguridad y camaras de videovigilancia. Haz de tu casa o empresa un lugar más seguro, ven con nosotros y asegura tu futuro.

publicaciones recientes

Deja tu comentario